Unidad de Diagnóstico precoz de Cáncer de Mama

Unidad de Diagnóstico precoz de Cáncer de Mama

 


El cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente en la población femenina española. Se estima que 1 de cada 8 mujeres tendrán cáncer de mama a lo largo de su vida.

En España se diagnostican unos 26.000 casos al año, lo que representa casi el 30% de todos los tumores del sexo femenino en nuestro país. La mayoría de los casos se diagnostican entre los 35 y los 80 años, con un máximo entre los 45 y los 65.


Es aconsejable realizar revisiones ginecológicas anuales en las que el especialista valorará en función de los antecedentes familiares y personales de la paciente y de la exploración física, si es preciso realizar pruebas de diagnóstico complementarias. En cualquier caso es preceptivo, la paciente acudirá a la Unidad ante cualquier signo o síntoma sospechoso de lesión mamaria.

Sexo: Se da en mujeres, siendo muy raro que aparezca en hombres (menos del 1%)

Edad: El riesgo de aparición aumenta con la edad.

Antecedentes familiares: Tener familiares de primer grado que hayan padecido dicho tumor. El 10%, aproximadamente, de los tumores de mama son debidos a alteraciones genéticas

Antecedentes personales: Haber presentado cáncer de mama con anterioridad

Otros factores de riesgo de menor relevancia:
• Inicio de la primera menstruación precozmente (Menarquia precoz)
• Retirada de la menstruación en edades avanzadas (Menopausia tardía)
• Edad avanzada del primer embarazo a término
• No haber tenido hijos (Nuliparidad)
• Terapia hormonal sustitutiva para la menopausia durante más de 5 años.
• Hábitos de vida poco saludables como el consumo de alcohol, falta de ejercicio físico...

Una vez expuestos los factores de riesgo debemos considerar que salvo la edad y el sexo, el 80% de las mujeres con cáncer de mama no presentan factores de riesgo.


Las posibilidades de curación de los cánceres de mama que se detectan en su etapa inicial son muy elevadas, permitiendo además aplicar tratamientos menos agresivos, que reducen las secuelas físicas y psicológicas en la mujer.

Se ha podido demostrar que, gracias a la realización de campañas de diagnóstico precoz de cáncer de mama, la mortalidad por esta enfermedad ha disminuido de una forma significativa, al menos cuando se realiza en la edad de mayor incidencia.

El objetivo de nuestra Unidad es diagnosticar de forma rápida, eficaz y sin esperas cualquier neoplasia de mama que no ha comenzado a dar síntomas y no se detecta a la palpación. Nuestros especialistas valorarán en consulta el riesgo de cada paciente de forma personal e individualizada en función de los antecedentes familiares, personales y de su exploración física. A continuación la paciente acudirá al servicio de radiodiagnóstico para la realización de las pruebas complementarias.


• Existencia de bulto o nódulo en la mama

• Secreción por un solo pezón y por un solo orificio

• Alteraciones de la piel de la mama sobre todo de la zona areola - pezón (dureza, ulceración, retracción...)

Estos síntomas pueden ser descubiertos por autoexploración de la propia mujer o por exploración realizada por profesional sanitario. Ante alguno de estos síntomas su médico valorará la realización de pruebas de diagnóstico por imagen, gracias a la cual, serán capaces de detectar tumores que ni siquiera han llegado a detectar síntomas.

• La Mamografía digital es la exploración más eficaz para detectar lesiones en la mama hasta dos años antes de que sean palpables y cuando aún no han invadido en profundidad ni se han diseminado a los ganglios ni a otros órganos. Es una técnica radiológica de exploración con dosis mínimas de radiación. Normalmente se realizan dos mamografías en cada mama en distintas proyecciones para poder observar la totalidad de la glándula.

• La Ecografía Mamaria es una prueba de imagen por ultrasonidos sencilla, inocua e indolora, que complementa la información obtenida con la mamografía. Es de especial interés en el estudio de nódulos mamarios, adenopatías y en la valoración de mamas densas en donde la mamografía tiene menor capacidad de definición.

• En función de los antecedentes de la paciente o del resultado de estas pruebas puede ser necesario completar el estudio con Resonancia Magnética (RM) mamaria, punción aspiración con aguja fina (PAAF), biopsia con aguja gruesa (BAG), biopsia por esteroataxia, biopsia asistida por vacío (BAV) o galactografía.

En términos generales, se puede realizar este test genético de cáncer de mama como medida preventiva en mujeres mayores de 30 años en búsqueda de un diagnóstico precoz. Los casos concretos en los que se recomienda son:

• Tres o más familiares de primer grado afectos de cáncer de mama y/u ovario.

• Dos casos entre familiares de primer/segundo grado con: dos casos de cáncer de ovario, un caso de cáncer de mama y otro de cáncer de ovario, dos casos de cáncer de mama en menores de 50 años, un caso de cáncer de mama bilateral y otro de cáncer de mama en un menor de 50 años

• Cáncer de mama en el varón.

• Cáncer de mama diagnosticado antes de los 35 años o de los 50 años si es triple negativo.

• Cáncer de mama y ovario en una misma paciente.

• Cáncer de mama bilateral (el primero diagnosticado antes de los 40 años).

• Cáncer de ovario/trompa/peritoneal epitelial de alto grado

Equipo Médico:

Jefe de servicio: Dra. Elsa Maria mendizabal Vicente

Médicos adjuntos:
  • Jaime Ramón Siegris
  • Soledad Luque Molina
  • Karla Ferreres Garcia