Cáncer de próstata: ventajas y aplicaciones de la terapia focal HIFU
  • Compartir esta noticia

El aumento del número de casos diagnosticados para los próximos años está relacionado con la mejora de las pruebas diagnósticas, la implantación y el buen funcionamiento de programas de cribado y el aumento de la asistencia a las revisiones médicas.

Además de los avances en el diagnóstico también están aumentando la esperanza y la calidad de vida de los pacientes gracias a nuevos abordajes terapéuticos. Entre los avances de los últimos años en este tipo de tumores destaca la terapia focal con ultrasonidos de alta intensidad, más conocida como HIFU. Esta técnica permite tratar el cáncer de próstata de una forma menos invasiva, ya que destruye mediante la concentración de calor el foco del tumor manteniendo la próstata. El proceso se lleva a cabo través del recto hasta conseguir llegar a dianas terapéuticas muy pequeñas (de hasta 3 mm de diámetro).

La diferencia de la técnica HIFU es que va un paso más allá y permite destruir selectivamente el cáncer dentro de la próstata, conservando el tejido sano. 

La preservación de la próstata mejora notablemente la calidad de vida de los pacientes, ya que de esta forma el hombre mantiene las funciones de la misma y en muchos casos no tiene que tratar posteriormente con problemas derivados del cáncer de próstata como la incontinencia urinaria o la disfunción eréctil (en el 90 por ciento de los pacientes tratados con HIFU se mantiene la función eréctil). 

Por otro lado, esta intervención es mínimamente invasiva: los pacientes que reciben terapia focal con ultrasonidos de alta intensidad sólo estarán dos horas en quirófano y transcurridas 24 horas podrán marcharse a casa. Todo eso también estará ligado al proceso de recuperación. En estos casos el postoperatorio es menos duro y los pacientes podrán recuperar su ritmo de vida habitual en poco tiempo. 

Aunque este abordaje es novedoso y todavía no hay muchos estudios que demuestren sus resultados a largo plazo, los expertos señalan que esta técnica tiene un futuro esperanzador y beneficioso para los tumores localizados, especialmente para pacientes que hasta hace poco eran excluidos de otras alternativas de tratamiento debido a criterios como la edad avanzada.

¿Qué pacientes pueden optar a esta técnica?

No todos los pacientes pueden optar a tratamiento focalizado HIFU. Para elegir al candidato idóneo, en primer lugar los profesionales tienen que distinguir con claridad en qué zona está el tumor.

Para conseguirlo el médico podrá solicitar que se le realicen pruebas complementarias, como una resonancia magnética. Una vez que el especialista ha confirmado la ubicación del tumor, se realizará una biopsia dirigida para comprobar que las células sospechosas de ser cancerosas realmente son un tumor. Además, la biopsia también permitirá confirmar que el resto de la próstata tiene tejido sano y no tiene cáncer.

Respecto a quién se puede beneficiar de esta técnica segura, los expertos matizan que hay varios perfiles de hombres para los que está especialmente indicada:

  • Personas que tienen riesgo quirúrgico.
  • Pacientes con cáncer de próstata en estadio bajo que quieren mantener su continencia intacta.
  • Pacientes que quieren seguir manteniendo relaciones sexuales.
  • Hombres en edad avanzada.
  • Pacientes con otras enfermedades asociadas en los que no están indicados otros tratamientos más agresivos. 

Volver

Actualidad y consejos de salud Hospital Virgen del Mar
Cáncer de próstata: ventajas y aplicaciones de la terapia focal HIFU

El cáncer de próstata es el tumor más frecuente entre la población masculina en España. De hecho, cada año se diagnostican alrededor de 29.000 nuevos casos en nuestro país, según los datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). 

Más información
El Hospital Virgen del Mar entra en el índice MRS en la posición 32

Entramos por primer año en el principal índice de reputación sanitaria de nuestro país, el Monitor de Reputación Sanitaria (MRS).

Más información