Hospital Universitario Virgen del Mar Madrid

Niveles de Glucosa en sangre

 


 

Mantener niveles de glucosa en sangre óptimos es esencial para nuestra salud. A medida que envejecemos, nuestro cuerpo reacciona de manera diferente a la insulina y la glucosa. Comprender cuáles son los niveles normales de glucosa en sangre según la edad y cuándo es preocupante la glucosa alta es imprescindible para mantener una buena salud y anticiparte a posibles condiciones que podrían afectarte negativamente.

 

Niveles de glucosa en sangre por edades

Entender cómo fluctúan los niveles de glucosa en sangre con el paso del tiempo es necesario para saber contextualizar los resultados si se busca cómo medir la glucosa.

Esta tabla de niveles de glucosa por edades detalla los niveles promedio de glucosa en sangre por décadas.

Edad

Glucosa en ayunas (mg/dL)

0-10

90-180

10-20

90-130

20-30

90-130

30-40

90-130

40-50

90-100

50-60

90-100

60+

80-110

 

Valores de glucosa normal en ayunas

Para determinar si una persona tiene diabetes o prediabetes, los médicos suelen solicitar una prueba de glucosa en ayunas. No sirve una muestra de glucosa capilar, tiene que ser muestra de sangre venosa. Un nivel normal de glucosa en sangre en ayunas tiene que estar por debajo de 100 mg/dl.  Sin embargo, valores superiores a 126 mg/dL en ayunas y en una muestra de sangre venosa en dos ocasiones distintas suelen indicar diabetes.

Valores entre 100 y 125 mg/dl indicarían que hay una glucemia basal alterada (prediabetes).

 

  • ¿Qué pasa si tengo 100 de glucosa en ayunas? No tiene por qué ocurrir nada, ya que estarías en el límite de lo saludable.
  • ¿Y qué pasa si tengo 300 de glucosa en ayunas? En este caso, requerirías de atención médica inmediata de un profesional de la especialidad de Endocrinología, Nutrición y Dietética del Hospital Virgen del Mar, ya que estarías triplicando el máximo admitido de glucosa en sangre en dichas circunstancias.

 

Nivel normal de glucosa en sangre después de comer

Después de comer, es natural que los niveles de glucosa aumenten. Un valor normal de glucosa en sangre 2 horas después de haber comido debería ser menor de 140 mg/dL. Si la glucosa está entre 140 y 199 mg/dL se consideraría una situación de intolerancia a la glucosa ( prediabetes) que habría que confirmar con una prueba de tolerancia a la glucosa.

Si la lectura es superior a 200 mg/dL, como 220 de glucosa después de comer, podría ser indicativo de diabetes de tipo 1 o diabetes de tipo 2. Ante este tipo de lecturas anómalas, es vital consultar con un especialista para confirmar el diagnóstico.

El diagnóstico definitivo de diabetes deberá ser confirmado con una glucemia venosa, no sirve una glucemia medida en sangre capilar con un glucómetro.

 

¿Cuándo se considera la glucosa alta?

La glucosa es esencial para que nuestro cuerpo funcione adecuadamente, ya que proporciona la energía necesaria para realizar nuestras actividades diarias. Sin embargo, es vital mantener este azúcar en un rango óptimo.

¿Cuándo es preocupante la glucosa alta? Un valor en ayunas superior a 126 mg/dL en dos ocasiones diferentes es un indicativo de diabetes, por lo que niveles muy superiores a este podrían estar destapando una situación que puede llevar a sufrir complicaciones graves.

Un nivel elevado de glucosa puede ser causado por diversos factores:

  • Falta de tratamiento médico en personas con diabetes.
  • Infecciones.
  • Enfermedades subyacentes.
  • Estrés.
  • Consumo excesivo de carbohidratos.

También hay que mencionar que cada persona es diferente, y que lo que puede ser alto para una, podría no serlo para otra, especialmente si se tiene en cuenta la edad o la presencia de otras condiciones médicas.

 

¿Cómo bajar la glucosa?

Controlar los niveles altos de glucosa y saber cómo bajar la glucosa cuando está muy alta es crucial para prevenir complicaciones.

 

  • Dieta balanceada: Consumir alimentos bajos en carbohidratos simples y ricos en fibra, proteínas y grasas saludables puede ayudar a reducir los niveles de glucosa. Evita los azúcares añadidos y los alimentos procesados.
  • Ejercicio: La actividad física ayuda a que las células utilicen la glucosa, lo que reduce su nivel en sangre. Eso sí, es necesario consultar con un médico antes de comenzar una rutina de ejercicios.
  • Monitorización: Salvo indicación de un profesional, no es necesario realizar controles de glucosa capilar con un glucómetro en población sin diabetes. Si no se saben interpretar bien los valores de glucemia pueden causar agobio o estrés a la persona, es conveniente consultar antes de hacerlo. Si ya tienes un diagnóstico de Diabetes tipo 1 o diabetes tipo 2 usa un glucómetro para supervisar tus niveles de glucosa regularmente. Esto te permitirá ajustar tus hábitos o medicación según sea necesario.
  • Evita el estrés: El estrés puede elevar los niveles de glucosa. Practicar técnicas de relajación, como meditación o yoga, puede ser útil para mantenerlos a raya.
  • Medicación: Si ya estás bajo tratamiento para la diabetes, es fundamental tomar tu medicación según las indicaciones de tu médico. Si los niveles siguen siendo altos, es posible que necesites un ajuste en la dosis.

 

Niveles de glucosa en personas mayores de 70 años

A medida que envejecemos, el cuerpo experimenta cambios que pueden afectar la forma en que procesa la glucosa. Las personas mayores de 70 años por ejemplo, pueden tener un rango ligeramente diferente de lo que se considera "normal". Aunque el rango generalmente aceptado para adultos es de 90-100 mg/dL en ayunas, es posible que algunas personas mayores tengan valores ligeramente superiores y aún estén dentro de un rango seguro. También es habitual que esta misma situación se empiece a dar en personas mayores de 60 años.

Además, los pacientes senior a menudo tienen comorbilidades y pueden estar tomando múltiples medicamentos que pueden influir en los niveles de glucosa. Por lo tanto, es esencial que las personas mayores trabajen estrechamente con sus médicos para determinar cuál es el rango óptimo de glucosa en sangre para ellas y cómo gestionar sus niveles de glucosa de manera efectiva.

Someterse a un chequeo senior para detectar patologías en personas mayores permite controlar el riesgo de sufrir una hipoglucemia (niveles bajos de glucosa), lo que puede ser tan peligroso como tener niveles altos.

 

Síntomas de azúcar alta en personas mayores

Los cambios en el cuerpo que se dan en el cuerpo conforme avanza su edad pueden enmascarar o confundir los síntomas de condiciones médicas, incluido el azúcar elevado en sangre. Por eso es necesario saber reconocer los signos de hiperglucemia en personas senior para gestionarla a tiempo y prevenir posibles complicaciones.

 

  • Sed incrementada: A menudo se siente una sed insaciable que lleva a consumir más líquidos de lo habitual.
  • Frecuencia urinaria: Aumento en la cantidad de veces que se necesita ir al baño, especialmente durante la noche.
  • Fatiga y debilidad: Es normal sentir un cansancio constante o falta de energía, independientemente de cuánto se duerma.
  • Visión borrosa: Cambios repentinos o graduales en la calidad de la visión que dificultan enfocar objetos o leer.
  • Pérdida de peso inexplicada: Aunque se coma de forma regular, puede experimentarse una notable pérdida de peso.
  • Infecciones frecuentes: Se tiene mayor riesgo de infecciones, especialmente en la piel, vejiga o encías.
  • Lentitud en la cicatrización: Las heridas, cortes o moretones pueden tardar más tiempo en sanar.
  • Sensación de hormigueo: Es común experimentar sensaciones de picazón u hormigueo, especialmente en manos y pies.

 

Cómo medir la glucosa

La monitorización regular de la glucosa en sangre es esencial para las personas con diabetes de tipo 1 o tipo 2, así como para aquellas en riesgo de desarrollarla. La forma más común y efectiva de medir la glucosa es mediante un glucómetro, un pequeño dispositivo electrónico.

 

  • Preparación: Antes de comenzar, lávate las manos con agua y jabón. Asegúrate de tener una tira reactiva y una lanceta lista.
  • Inserción de la tira reactiva: Colócala en el glucómetro.
  • Obtención de la muestra: Con la lanceta, realiza un pequeño pinchazo en la yema del dedo para obtener una gota de sangre.
  • Lectura: Aplica la gota de sangre en la tira reactiva. El glucómetro analizará la muestra y mostrará el nivel de glucosa en unos segundos.
  • Registro: Es útil mantener un registro de las lecturas para observar tendencias y compartir esta información con tu médico.

 

Es recomendable seguir las instrucciones específicas del glucómetro que estés utilizando y consultar regularmente con un profesional de salud sobre la frecuencia y el momento adecuado para medir tus niveles de glucosa en sangre.

 

Volver

¿Hablamos?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para atender tu solicitud.

Enviar
Actualidad y consejos de salud Hospital Universitario Virgen del Mar
El Hospital Universitario Sanitas Virgen del Mar incorpora una resonancia magnética abierta que mejora la accesibilidad y comodidad de los pacientes

Está especialmente recomendada en pacientes geriátricos, claustrofóbicos y pediátricos, ya que su arquitectura abierta reduce los niveles de nerviosismo y ansiedad.

Más información
El Hospital Universitario Virgen del Mar pone en marcha la cirugía menor ambulatoria de Dermatología en el Edificio López Pozas

Ayudará a incrementar la capacidad asistencial del hospital, añadiendo una nueva sala de endoscopias en Honduras

Más información